DSC_1951
Print Friendly, PDF & Email

Guía completa para visitar Montmartre

Tabla de Contenidos

Parece mentira que haya sido ya hace un mes cuando estábamos cogiendo un avión con destino París, uno de los sueños de mi vida. Siempre había soñado con visitar la ciudad de la luz, pero nunca me hubiera imaginado que podría ser algo tan poco premeditado, casi de un mes para otro.

Pensaba que cuando visitase París lo haría con tiempo suficiente para patearme cada rincón con calma… ¡já! pobre ingénua. Ahí estaba yo, subiéndome a un avión un 24 de enero para disfrutar de dos días escasos.

Debido al poco tiempo que teníamos, el objetivo principal del viaje era empaparnos del ambiente, callejear muchísimo sin ninguna prisa, viendo lo que nos diera tiempo a ver pero viéndolo bien y por supuesto, disfrutándolo al máximo y he de decir que aunque la visita fue fugaz, fue tiempo suficiente para atrapar la esencia de la ciudad y traernos de vuelta unos recuerdos inolvidables.

Para ello, como no podía ser de otra forma, teníamos que perdernos por Montmartre, barrio bohemio por excelencia y el cual recoge mejor que ninguna otra zona esa magia tan peculiar que sólo transmite París.

Aunque según Aznavour en ‘La Bohème’

«Dans son nouveau décor
Montmartre semble triste»

(con su nuevo aspecto
Montmartre parece triste)

… y pese a que seguramente a finales del siglo XIX y principios del XX, la Butte Montmartre (colina de Montmartre) hubiera sido un barrio mucho más intenso, aún se sigue percibiendo ese halo de vida bohemia y de sueños encerrados en cada portal.

Hoy, muchos de esos artistas e intelectuales que decidieron pasar sus días rodeados de ‘la bohéme’, descansan en el cementerio de Montmartre, a los pies de la colina. Tal es el caso de la cantante y acrtriz italiano/egipcia Dalida, Degas, Foucault, Ampère, el escritor realista Stendhal y el naturalista Émile Zola o el director de cine François Trouffaut.

[googlemaps https://maps.google.es/maps?oe=utf-8&client=firefox-a&channel=sb&q=cimetiere+montmartre&ie=UTF8&hq=&hnear=&ll=48.887908,2.329884&spn=0.006295,0.006295&t=m&iwloc=A&output=embed&w=715&h=250]

Otros, sin embargo, lo hacen en el cimetière Saint-Vincent, también en el barrio de Montmartre, siendo la tumba más conocida la de Maurice Utrillo.

[googlemaps https://maps.google.es/maps?oe=utf-8&client=firefox-a&channel=sb&q=cimeti%C3%A8re+saint+vincent+paris&ie=UTF8&hq=&hnear=&ll=48.889308,2.339345&spn=0.006295,0.006295&t=m&iwloc=A&output=embed&w=715&h=250]

1. Rue Foyatier

Aunque también existe la posibilidad de subir hasta el la basílica del Sacré Coeur por las escaleras de la Rue Maurice Utrillo y por los jardines de la Plaçe Saint-Pierre (donde se encuentra el carrousel de la película Amélie) o en el funicular, nosotros nos decantamos por la opción más larga y agotadora, la Rue Foyatier con sus 222 escalones…

Mi recomendación es que si decidís subir por el mismo sitio que nosotros, antes vayáis hasta la Plaçe Saint-Pierre a ver el carrousel y sacar unas fotos desde allí al Sacré Coeur, porque aunque la Rue Foyatier es muy fotogénica, no tendréis más vistas que las de la propia calle y el funicular que sube pegado a ella.

Montmartre

2. Basílica del Sacré Coeur

La basílica del Sacré Coeur (Sagrado Corazón en castellano, aunque ya os iréis dando cuenta de que soy totalmente contraria a la traducción de los nombres de un idioma a otro) está situada en lo alto de la Butte Montmartre.

El arquitecto fue Paul Abadie, aunque se necesitaron seis arquitectos más para finalizar la obra (¡casi nada!).

La iglesia tiene una peculiaridad (a parte de su gran tamaño y su forma tan característica): las teselas con las que está cubierta la basílica desprenden una sustancia que hace que cuanto más llueva más blanca se vea… ¡wow! La verdad es que nosotros la vimos bastante gris ya que no había llovido aún.

La entrada a la basílica es gratuita, no siendo así si decidís subir a la cúpula, para lo que tendréis que pagar entrada. Es importante que sepáis que a la cúpula se accede desde fuera por la parte izquierda de la basílica (mirándola de frente) y que tendréis que subir a pie los 300 escalones, ya que no hay ascensor. Nosotros no subimos, ¡pero me hubiera encantado!, así que me lo apunto para la próxima vez ;)

Sacré Coeur
París

3. Place du Tertre

La Place du Tertre (plaza de la colina) es una pequeña plaza ubicada a muy pocos metros del Sacré Coeur donde se reunían los artistas de la época, atril en mano, para crear sus obras in situ.

Hoy en día se podría describir como un lugar de reunión de buscavidas a la caza y captura de turistas para ganarse unos cuantos euros con un retrato, pero aún así, todavía tiene su encanto…

Además, si os gusta el arte, podéis visitar el Espace Dalí, un museo dedicado al carismático artista catalán que alberga más de 300 obras de este maestro del surrealismo. El museo está ubicado en el número 11 de la Rue Paubolt, justo detrás de la Place du Tertre y el precio de la entrada es bastante elevado, 11,5 € con descuento de estudiante.

Place du Tertre

4. Rue des Saules

En la Rue des Saules (calle de los sauces), se encuentran dos de los lugares que tenéis que visitar (o al menos ver) sí o sí durante vuestro paseo por Montmartre: la Maison Rose y Au Lapin Agile.

Montmartre
La Maison Rose

La Maison Rose, es una pequeña casa muy coqueta de color rosa (como su propio nombre indica), que se hizo famosa por haber sido retratada por Maurice Utrillo en muchos de sus cuadros. Actualmente alberga un café-restaurante.

La Maison Rose

Una vez estéis delante de la Maison Rose, podéis desviaros a mano derecha por la Rue Cortot hasta el número 12, donde se encuentra el Musée de Montmartre. Allí podréis contemplar obras de Touluse-Lautrec, Modigliani y Utrillo entre otros además de pasear por los jardines Renoir, que reciben este nombre ya que antiguamente el museo había sido una residencia y el pintor uno de sus huéspedes, ocupando una de las habitaciones del piso inferior que daba a los jardines.

Esos mismo jardines dan paso al viñedo de Montmartre, último reducto del pasado agrícola de la butte.

Au Lapin Agile

Au Lapin Agile fue uno de los cabarets más reconocidos de la época y aunque hoy en día ya no funciona como tal, sí que sigue abierto al público ofreciendo veladas humorísticas, musicales o poéticas por 28 € por persona (entrada + una bebida incluída, 20 € para estudiantes). Para asistir es necesario reservar, ya que el local tiene un espacio muy reducido.

Si no os queréis dejar vuestro presupuesto en eso, os animo a que por lo menos os acerquéis a ver la casa por fuera, ¡porque es preciosa y muy peculiar!

Le Lapin Agille

5. Rue Sant Vincent

La Rue Saint Vincent es la calle fetiche de los artistas de la época. Fue retratada en más de una ocasión por Maurice Utrillo, pero además, Yves Montand también la nombra en su canción ‘Rose Blanche (Rue Saint Vincent)’.

DSC_1893

6. Rue de l’Abreuvoir

La Rue de l’Abreuvoir es para mi la calle más especial y bonita de todo Montmartre y si estaba tan guapa en pleno invierno no me puedo ni imaginar cómo estará en primavera…

El «destino» y nuestro despiste hicieron que la ignorásemos cuando bajábamos por la Rue des Saules (la Rue de l’Abreuvoir es la calle que baja desde la Maison Rose, a mano izquierda) y que al comenzar a subir viéramos la preciosa imagen que os enseño en esta foto… ¡preciosa!

DSC_1897

7. Villa Leandre

Villa Leandre no es más que una calle sin salida con casas de inspiración inglesa, pero eso sí, muy fotogénica y en la que se respira una tranquilidad fuera de lo común para ser el barrio de Montmartre.

Villa Leandre

[googlemaps https://maps.google.es/maps?f=q&source=s_q&hl=es&geocode=&q=Villa+L%C3%A9andre,+Par%C3%ADs,+Francia&aq=0&oq=villa+leandre&sll=48.888235,2.338972&sspn=0.006998,0.01929&ie=UTF8&hq=&hnear=Villa+L%C3%A9andre,+75018+Paris,+%C3%8Ele-de-France,+Francia&ll=48.88824,2.338972&spn=0.006998,0.01929&t=m&z=14&output=embed&w=715&h=250]

8. Le Moulin de la Galette

Le Moulin de la Galette aunque originariamente había sido un molino donde se molía el trigo recolectado en la zona, en es siglo XIX se reconvirtió en cabaret. Durante esta época, Toulouse-Lautrec, Renoir, Van Gogh y Picasso lo plasmaron en sus pinturas.

Actualmente alberga un restaurante.

Le Moulin de la Galette

9. Mur des Je t’aime

El Mur des Je T’aime es el rincón más moderno de la lista. Ubicado en la Place des Abbesses y diseñado por Frédéric Baron y Claire Kito, es, según ellos mismo explican:

«un tratado de unión, un lugar de reconciliación y un espejo que reenvía una imagen de amor y de paz, al contrario que el resto de muros, como por ejemplo las fronteras, que tienen la función de dividir, de separar a los pueblos, de protegerse del ‘otro’ en un mundo marcado por la violencia y dominado por el individualismo.»

¡En una superficie de 40 m² podemos encontrar más de 311 ‘te quiero’ en 250 idiomas!

Mur des Je T'aime

Y por si esto no fuera poco, la Place des Abbesses nos tenía preparada otra sorpresa… ¡la fête de la coquille! Una pequeña feria en honor a los productos del mar y en especial a los bulots (que son unas caracolas pequeñitas pero no sé si tiene traducción al castellano… lo más parecido que se me ocurre son los bígaros, pero aún así no tienen mucho que ver) huîtres (ostras) y coquilles Saint-Jacques (otros moluscos).

Nosotros nos dimos un capricho y nos compramos una brocheta de vieiras que estaba deliciosa, aunque los 7,5 € que nos cobraron por cada una nos dolieron un poco… De todas formas nuestra intención era no parar a comer para aprovechar el tiempo, ¡así que la feria nos vino de lujo!

10. Rue Lepic

Desde la Place des Abbesses os recomiendo que para llegar al Boulevard de Clichy, del que os hablaré un poquito más abajo, sigáis la Rue des Abbesses hasta llegar al cruce con la Rue Lepic. A lo largo de estas dos calles os encontraréis con decenas de establecimientos de todo tipo: queserías, pescaderías, restaurantes (tanto de comida típica como extranjera) y como no podía ser de otra manera boulangeries

Una de estas boulangeries es Le Grénier à Pain, una cadena que tiene locales por Asia, Moscú y Francia (¡no saben dónde está el mercado ni nada!) y donde venden unos croissants para chuparse los dedos. Lo cierto es que todo tenía una pinta para morirse, pero de lo que se enorgullece especialmente Le Grenier à Pain de la Rue des Abbesses es de haber ganado en 2010 el premio a la mejor baguette de París.

Además, en el número 15 de la Rue Lepic se encuentra el Café des Deux Moulins, el café donde trabajaba Amélie Poulain en la película ‘Amélie’.

El ambiente que se respira por esta zona te hace sumergirte por completo en la vida parisina, así que si tenéis un rato, dedicaos a pasear por la Rue Lepic con calma.

Montmartre
Fête de la Coquille

11. Le Moulin Rouge

La última parada de este recorrido, es Le Moulin Rouge, uno de los enclaves más conocidos y visitados de París. Este cabaret se encuentra en el número 82 del Boulevard de Clichy, aunque si seguís el recorrido que os sugiero, lo encontraréis muy fácilmente, justo al final de la Rue Lepic a mano derecha. Asistir a uno de los espectáculos del Moulin Rouge cuesta unos 100 €, así que si no os sale el dinero por las orejas os aconsejo, que como nosotros, os conforméis con verlo y fotografiarlo desde fuera…

A esta zona de cabarets, sex shops y «todo tipo de locales nocturnos» (el ‘barrio rojo’ parisino), se le conoce por el nombre de Pigalle, nombre que proviene del escultor del siglo XVIII Jean-Baptiste Pigalle.

La zona de Pigalle fue frecuentada por numerosos artistas, ya que en el siglo XX albergaba gran cantidad de cafés literarios, aunque no sería ese tipo de locales los que frecuentaría Edith Piaf durante sus primeros años como cantante, sino la calle, donde pasó gran parte de su tiempo cantando cuando era joven.

Moulin Rouge
Print Friendly, PDF & Email

Recuerda que puedes reservar...

Has de saber que si reservas desde estos enlaces yo me llevaré una comisión y, por tanto, una gran alegría, ¡que la vida está muy cara! Y mantener un blog no es precisamente barato (ni en tiempo ni en dinero).

Así que, si lo necesitas, te animo a hacer tus reservas de transporte, alojamiento, actividades y seguros de viaje a través de ellos. A ti no te supondrá ningún gasto extra y a mí me darás un chute de alegría y de dineros por los que te estaré eternamente agradecida.

Al fin y al cabo estarás echándome un cable para mantener en pie el blog, contribuyendo a que pueda seguir creando contenido y a que mi trabajo por aquí sea sostenible en el tiempo.

¡Mil gracias!

sandra fernandez s

  • lo mejor de asturias y su naturaleza
    EBOOK
    Lo Mejor de Asturias y su naturaleza

    Suscríbete a la newsletter y recíbelo gratis en tu correo. ¿Que el ebook no te interesa? Bueno, ¡puedes suscribirte igual! Prometo escribirte solo cuando tenga contenido exclusivo, reflexiones, descubrimientos, etc. interesantes que compartir.

    “En asturiasprestosa.com (titularidad de Sandra Fernández Sánchez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de enviarte nuestro contenido. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a hola@asturiasprestosa.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control. Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.



  • Booking.com
  • Reserva tu billete de tren, autobus o avión
  • 8 respuestas

    1. La guía esta perfecta! Suelo visitar París a menudo por negocios, pero fue en mi último viaje cuando hice el tour de Montmartre, en el que pudimos visitar estos lugares, me quedé con las ganas de subir a la cúpula de la basílica del Sacré Coeur, me han dicho que merece la pena pagar.

      Me gustó mucho el ambiente bohemio, creo que representa 100% a París, la ciudad del arte y amor.

      Un saludo.

      PD: Si sirve de ayuda a próximos lectores, el tou que hice fue este –> https://tourgratis.com/tour/tour-de-montmartre

      1. Hola Miguel! Precisamente a la cúpula a mí tampoco me dio tiempo a subir así que también tengo que volver jeje Muchas gracias por tus palabras y tomo nota del tour que comentas. Un abrazo!

      1. Gracias a ti Neus por pasarte por aquí y dejar tu comentario, estos pequeños detalles animan muchísimo :D ¡Un abrazo fuerte!

    2. ¡Me encanta! París es maravilloso, Montmartre de lo más especial, y las fotos son preciosas… Aunque he estado muchas veces, nunca me había fijado en Villa Leandre. Es lo que más me gusta de bajar desde la parte alta de Montmartre hasta el Moulin Rouge, siempre encuentras detalles que no conocías… Qué ganas de volver! :)

      1. A mí Villa Leandre me gustó mucho, aunque hay que ir sabiendo que es eso, un rinconín guapo sin nada más… además en primavera tiene que estar muchísimo más bonito con todo florido (aunque en invierno también tiene un encanto muy especial jeje)
        Me alegro de que te hayan gustado las fotos!!! Un besín!

        Sandra.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Me ayudas?
    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on pinterest
    Pinterest
    Share on linkedin
    LinkedIn
    DESTACADOS
    Podría interesarte

    NEWSLETTER “ASTURIAS PRESTOSA”

    TU GUÍA ALTERNATIVA Y RESPONSABLE PARA (RE)DESCUBRIR EL PARAÍSO

    Te vas a enamorar de Asturias. ¿Que cómo estoy tan segura? Pues porque es entrañable y acogedora. A veces cálida y otras un poco fría, pero huele a sal y sabe como para rechupetearte los dedos una y mil veces.

    Suscríbete y recibirás contenido exclusivo, reflexiones personales… ¡Ah! Y también te desvelaré algún rincón secreto.

    Prometo no ser pesada y escribirte solo cuando tenga cosinas interesantes para ti. Palabrita.

    Suscríbete y recibirás contenido exclusivo, reflexiones personales… ¡Ah! Y también te desvelaré algún rincón secreto.

    Prometo no ser pesada y escribirte solo cuando tenga cosinas interesantes para ti. Palabrita.

    “En asturiasprestosa.com (titularidad de Sandra Fernández Sánchez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de enviarte nuestro contenido. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a hola@asturiasprestosa.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control. Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.