DSC_0358-min
Print Friendly, PDF & Email

El horror del Campo de Concentración de Mauthausen en imágenes

Tabla de Contenidos

Este no es un post al uso. No te voy a contar prácticamente nada de historia sobre el Campo de Concentración de Mauthausen, un lugar que permanece como recuerdo del horror nazi en una población de a penas 5000 habitantes de Austria.

No quiero que leas líneas y líneas de información objetiva y vacía. Quiero que utilices tus conocimientos sobre la historia de la Segunda Guerra Mundial (1939 – 1945) y la maldad el Tercer Reich (1933 – 1945), sean muchos o pocos, para interpretar las fotos que vas a ver aquí abajo.

Me gustaría que le echaras un poco de imaginación y realizases un gran ejercicio de empatía mientras lees esta entrada. Aunque duela, aunque cueste y no sea algo bonito, aunque se te revuelva el estómago y tengas ganas de llorar. Abre bien los ojos y siente…

campo de concentración de Mauthausen
Centro de visitantes del Campo de Concentración de Mauthausen

DSC 0322 min

campo de concentración de Mauthausen

Vamos a empezar suavecito. Primero te animo a que te pongas en tu propia piel. ¿Qué crees que sentirías paseando por un lugar donde sabes que murieron decenas de miles de personas? Donde se encerró, torturó y mató principalmente a presos políticos pero también a niños que no comprendían lo que estaba pasando.

En la actualidad, por todo el complejo se suceden los homenajes de distintos países a las víctimas del Holocausto mediante diferentes memoriales que nos hacen recordar la magnitud de lo que sucedió allí. En uno de Alemania se puede leer este poema…

«¡Oh Alemania, pálida madre!

¿Qué han hecho tus hijos de ti

para que, entre todos los pueblos, 

provoques la risa o el espanto?»

(Bertolt Bretch, 1933)

campo de concentración de Mauthausen
Mirador hacia el Muro de los Paracaidistas

campo de concentración de Mauthausen

El tobogán que puedes ver aquí arriba a la derecha en recuerdo a todos los niños muertos y la figura de un preso a gran tamaño que está a continuación fueron dos de los memoriales que más me impresionaron.

El primero por lo que representa, la infancia robada. El segundo por su realismo y dureza…

campo de concentración de Mauthausen

campo de concentración de Mauthausen
Abajo a la izquierda homenaje a los republicanos españoles muertos

Ahora vamos a ir un paso más allá. Imagínate que tu bisabuelo fue uno de esos presos encarcelados en Mauthausen que no llegaron a sobrevivir al horror nazi. Tú no lo conociste pero has crecido escuchando su historia. Seguro que ahora tus sentimientos son otros.

Ya no es una historia ajena y las emociones son diferentes, más personales pero aún lejanas y difusas, ¿verdad?

campo de concentración de Mauthausen
En memoria de los italianos asesinados
campo de concentración de Mauthausen
«Para que prevalezca la tolerancia en la diversidad entre los hombres»
campo de concentración de Mauthausen
Escaleras de la Muerte

Las Escaleras de la Muerte, con 186 peldaños en la actualidad, son otro de esos sitios que es imposible olvidar y que te ponen la piel de gallina. Como reza la inscripción en la piedra…

«Los escalones de estas escaleras, que hoy en día son iguales y de una altura normal, eran, en tiempos en los que Mauthausen fue un Campo de Concentración, bloques de roca de alturas y formas diferentes y dispuestas en todos los sentidos.

Con alturas a veces de medio metro, escalarlas exigía un gran esfuerzo y a la SS le gustaba, entre otros juegos, dar patadas a los presos de forma que los primeros de la fila caían sobre el resto tirándolos y rodando en masa sobre las piedras.

Al final del día, los reclusos comenzaban a regresar al campo cargados con una piedra sobre las espaldas. La SS que iba al final del grupo apuraba a los rezagados a base de bastonazos y patadas. Quienes no eran capaces de seguir el ritmo terminaban sus días en estas Escaleras de la Muerte».

campo de concentración de Mauthausen
Escaleras de la Muerte
campo de concentración de Mauthausen
Muro de los Paracaidistas

Justo al lado de las escaleras se encuentra el Muro de los Paracaidistas, una pared de piedra de unos 30 metros de altura en la cantera Wiener Graben y en la que murieron (asesinados y por suicidio) numerosos presos del Campo de Concentración de Mauthausen:

«Numerosos centenares de detenidos fueron arrojados desde lo alto de esta pared abrupta de la cantera. Caían al pie del muro o bien se ahogaban en el profundo pantano.

Muchas veces eran los propios detenidos los que se tiraban porque no podían soportar más el sufrimiento. A modo de burla y con crueldad, la SS llamaba a este lugar el muro de <<los paracaidistas>>.

Los integrantes del primer grupo de judíos holandeses que llegó a Mauthausen en verano de 1942 fueron arrojados desde lo alto de este muro por la SS.»

campo de concentración de Mauthausen

campo de concentración de Mauthausen

campo de concentración de Mauthausen

Vamos a ponerlo aún más complicado. ¿Y si hubiera sido tu padre quien deambulaba por estos patios sabiendo que cada segundo podía ser el último? Quien llegaba todos los días al barracón lleno de heridas y agotado, sin nada que llevarse a la boca y deseando morir pronto para no sufrir más, sin saber qué suerte ha corrido su familia, tu madre, tú…

Seguro que empiezan a aflorar sentimientos mucho más profundos y viscerales, de esos que uno no sabe controlar y que se enquistan para siempre dentro.

campo de concentración de Mauthausen

campo de concentración de Mauthausen
Patio entre barracones

campo de concentración de Mauthausen

campo de concentración de Mauthausen
Entrada a las duchas
campo de concentración de Mauthausen
Duchas

Pero puede ser peor. Ahora eres tú el que sientes el frío invierno centroeuropeo en tu piel, bajo tu mono de rayas. Te pones gravemente enfermo sin tener acceso a medicinas, escuchas a las ratas acechar por la noche, tienes que transportar piedras a la espalda y arrojar los cadáveres de tus compañeros a la fosa común.

Ya no notas el dolor, quieres morir pero no te dejas llevar solo por la esperanza de volver a ver a tu familia. ¿Qué crees que sentirías en esta situación? Seguro que ahora son sentimientos profundos y potentes, inevitables, de los que hacen que todo se tambalee.

campo de concentración de Mauthausen
Espacio donde estaban los barracones
campo de concentración de Mauthausen
Antigua capilla
campo de concentración de Mauthausen
Antigua capilla
campo de concentración de Mauthausen
Barracón
campo de concentración de Mauthausen
Baño
campo de concentración de Mauthausen
Cárcel

campo de concentración de Mauthausen

campo de concentración de Mauthausen

¿Cómo? ¿Que crees que no puede ser peor? Te pido que hagas un último ejercicio de empatía. Imagínate que fue a tu hijo a quien un día detuvieron en el portal de tu propia casa.

A quien tras días atrapado en un tren sin saber cuál era su destino y sin a penas aire le hicieron cruzar una puerta donde ponía «El trabajo os hará libres» (Arbeit macht frei).

Tu hijo trabajó hasta la extenuación por conseguir su libertad, hasta que se dio cuenta de que ese día nunca llegaría y entonces empezó a perder la cabeza. Saltó desde lo alto del muro para terminar con su sufrimiento y durante todo ese tiempo tú no sabías si estaba vivo o muerto, no podías hacer nada.

¿Qué sentirías si esto fuese real? Yo me lo imagino como algo muy penetrante, agudo, insoportable y desgarrador. Seguro que si tienes hijos te resulta todavía un poco más fácil ponerte por unos segundos en este papel.

campo de concentración de Mauthausen

campo de concentración de Mauthausen

campo de concentración de Mauthausen
Crematorio
campo de concentración de Mauthausen
Cementerio
campo de concentración de Mauthausen
Museo del Campo de Concentración de Mauthausen
campo de concentración de Mauthausen
Miles de nombres de personas asesinadas en el campo

Por suerte, lo que he hecho en este post ha sido solo un ejercicio de imaginación, de cambio de papeles y de empatía, pero no todo el mundo puede decir lo mismo.

No podemos olvidar que fueron muchísimas las personas que fueron asesinadas en esta cámara de gas que puedes ver aquí abajo o en otras dependencias del campo y que solo fue cuestión de suerte por no haber nacido en el lugar y la época, que no nos haya tocado a alguno de nosotros.

campo de concentración de Mauthausen
Cámara de gas
campo de concentración de Mauthausen
Cámara de gas
campo de concentración de Mauthausen
Horno crematorio

campo de concentración de Mauthausen

 Entrada gratuita
 Horario: 
1/3 al 31/10 de 9:00 a 17:30 (todos los días) 
1/11 al 28/2 de 9:00 a 15:45 (cerrado los lunes)
Cerrado 24, 26 y 31 de diciembre y 1 de enero
 Audio guía en español por 3 €
 Información https://www.mauthausen-memorial.org/en y https://www.mauthausen-memorial.org/es

«Un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla»
(Confucio)
Print Friendly, PDF & Email

Recuerda que puedes reservar...

Has de saber que si reservas desde estos enlaces yo me llevaré una comisión y, por tanto, una gran alegría, ¡que la vida está muy cara! Y mantener un blog no es precisamente barato (ni en tiempo ni en dinero).

Así que, si lo necesitas, te animo a hacer tus reservas de transporte, alojamiento, actividades y seguros de viaje a través de ellos. A ti no te supondrá ningún gasto extra y a mí me darás un chute de alegría y de dineros por los que te estaré eternamente agradecida.

Al fin y al cabo estarás echándome un cable para mantener en pie el blog, contribuyendo a que pueda seguir creando contenido y a que mi trabajo por aquí sea sostenible en el tiempo.

¡Mil gracias!

sandra fernandez s

  • lo mejor de asturias y su naturaleza
    EBOOK
    Lo Mejor de Asturias y su naturaleza

    Suscríbete a la newsletter y recíbelo gratis en tu correo. ¿Que el ebook no te interesa? Bueno, ¡puedes suscribirte igual! Prometo escribirte solo cuando tenga contenido exclusivo, reflexiones, descubrimientos, etc. interesantes que compartir.

    “En asturiasprestosa.com (titularidad de Sandra Fernández Sánchez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de enviarte nuestro contenido. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a hola@asturiasprestosa.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control. Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.

  • Booking.com
  • Reserva tu billete de tren, autobus o avión
  • 16 respuestas

    1. Gracias por difundir lo ocurrido en los campos de concentración nazis. Aunque sea duro todas las personas deberíamos visitarlos y ver lo que allí ocurrió, impresiona, pero conocer la historia evitará repetirla. Al leer tu post me recuerda lo mismo que sentí cuando lo visité. Y por último sólo decir NUNCA MÁS.
      Un abrazo

      1. Muchas gracias por tu comentario y tus palabras Rafa. Estoy totalmente de acuerdo contigo, si no conocemos la historia estamos destinados a repetirla, por eso es necesario tenerla presente siempre… Otro abrazo para ti :)

    2. Muchas grácias por compartir esta parte de la historia tan negra y oscura.Sin duda decir que nunca debió producirse tal espiral de locura y fanatismo,pero ahí están estos relatos para que no se olvide.
      Sin duda que antes que tarde,algún día iré a visitarlo,és cómo si ya hubiese estado a base de tanto leer y leer,pero me faltan las sensaciones que sólo allí se pueden encontrar,entre cada muro,entre cada piedra…
      De nuevo muchas grácias y un saludo Sandra!!

      1. ¡Hola Antonio! Como bien dices no es lo mismo leerlo que vivirlo… Cuando estás allí eres capaz de sentir muchas cosas que a través de la escritura y de la fotografía, por más que nos esforcemos no somos capaces de transmitir. Gracias a ti por tus palabras y un abrazo :)

    3. A mí abuelo le quitaron la vida en el campo de exterminio de Gusen I, el día 12/11/1941 el día de su 34 cumpleaños, por orden dada de Franco, en septiembre de 2017, fuimos a ponerle una placa, es horrible entrar al campo, todavía huele a muerte y se nos puso muy mal cuerpo, (y eso que parecía que lo teníamos superado). Un saludo

    4. Antes de leer o ver el post ya se me ponía la piel de gallina. Soy Holandesa y mi padres eran niños durante la segunda guerra mundial y lo pasaron mal pero obviamente nada que ver con esto, ni de lejos. De hecho mi padre contó a mi sobrino todo lo que había vivido porque mi sobrino de 11 años tenia que hacer una presentación en el colegio. En el hospital donde trabajaba mi abuelo por lo que he entendido escondían gente en las zonas con enfermedades contagiosas. Hace tiempo ví un documental sobre hijos/nietos de nazis; la mayoría tenían unos traumas tremendos por lo que habían hecho sus familiares, que es muy triste porque ellos no han hecho nada, no es su culpa lo que han hecho sus padres. Quiero decir que hay sufrimiento donde no te lo habías imaginado aparte de todos que han perdido sus familiares en los campos. Por eso mi padre siempre me dice que es tan importante estar unidos por lo menos en Europa, para que no vuelvan a ocurrir estos terribles acontecimientos. Es imposible ponernos en su piel!!!

      1. Esas historias son oro puro Mechteld, es necesario conservarlas y educar en ellas para que no se vuelva a repetir. Qué duro lo de tu abuelo y qué ejemplaridad, seguro que valió muchísimo más la pena de lo que nos pensamos. Y sí, no me puedo ni imaginar la carga emocional y psicológica que acarrean muchos descendientes de nazis, una cadena perpetua :( Un abrazo fuerte y gracias por tu comentario, me ha encantado!!!

    5. Muy completo el post y con mucha documentación gráfica para hacernos una idea de lo pudo suponer ese horror. No es un destino que tenga como prioritario para visitar pero si me gustaría poder compaginarlo con otros, ya que considero que es algo que hay que ver en persona.

      Un saludo

      1. Sí, quizás para un viaje en exclusiva al campo no, pero como complemento a un destino sí, es una visita muy necesaria aunque siempre dura. Un abrazo Fernando :)

    6. Estupendo post con todos los detalles, aunque estos lugares prefiero no visitarlos porque luego vuelvo a casa con la cabeza medio loca. Bromas aparte, visito algunos de ellos por saber y conocer de cerca todo lo que ha pasado. El post está super completo y con toda la info, además de unas fotos muy interesantes. Gracias

      1. Muchísimas gracias por tus palabras Alberto :) La verdad que son sitios difíciles y no aptos para todo el mundo, aunque sí que considero necesario visitar alguno de ellos alguna vez para enfrentarnos a nuestra historia y a la realidad. Un abrazo fuerte!!!

    7. Hay Sandra, nunca visité Mauthausen, pero visité otros y el horror que se queda pegado a tu piel, a los huesos es inimaginable. Recuerdo entrar en una sala llena de literas de tres alturas, de madera, en una sala pequeña en la que cambian no se cuantas personas, y podías casi verlas atinadas en ese espacio. O el horror de entrar en un cámara de gas y sentir sólo una milésima de horror de lo que debieron sentir ellos.

      Es terrible, yo siempre me preguntaba porque tenían abiertos estos espacios tan horrorosos hasta que los conocí en persona y puede ver con mis propios ojos a que podemos llegar, así que desde entonces me parece casi obligatorio conocer un horror tan cercano, ya que cómo dice Kath, somos muy ignorantes de todo el horror que hay en el mundo y que desconocemos.

      No olvidar, se torna fundamental.

      Un abrazo.

    8. Se me pone la piel de gallina de solo leerte y ver las imágenes.. y también de recordar una visita guiada que hice hace casi 15 años a uno de los campos de concentración más terribles de Alemania, Dachau.

      Recuerdo que fue tan impactante que una de mis mejores amigas no paraba de llorar al lado mío. Yo con solo imaginarme y tratar de digerir todo lo que nos contaban.. simplemente no te cabe en la cabeza, sobre todo cuando estas ahí. Hay una vibra muy extraña en esos lugares que no puedo explicar, pero que te llega hasta los huesos.. a mi me da mucha tristeza, pero también agradezco la oportunidad de poner visitarlos para ver hasta donde puede ser capaz de llegar la humanidad y recordarlo para que ojalá nunca más vuelva a suceder algo así.

      Recordé otra visita que hicimos en nuestro viaje por Asia, a uno de los campos de matanzas en Cambodia durante el régimen de Pol Pot… es de las cosas más impactante que he visto en m vida.. creo que aún no soy capaz de digerirlo y no puedo creer lo ignorante que somos al no saber casi nada de esa historia que fue tan terrible como la de los nazis.

      Me hiciste recordar y volver a reflexionar sobre el tema.. a veces es bueno recodarlo, aunque te remueva todo por dentro. Gracias por el post Sandra!

    9. Leí este post cuando lo publicaste y quiero darte la enhorabuena buena porque es realmente emocionante. Te vas metiendo en el papel gracias a tus palabras y al final puedes imaginar, muy de lejos porque creo que lo que se vivió allí es inimaginable, el sufrimiento y el horror que vivieron …. se me encoge el corazón… solo queda pedir que no se vuelva a repetir NUNCA

    10. Sigo tus post desde hace un tiempo y me gusta imaginar lo bonito que debe ser estar en esos lugares. Ayer me hiciste pensar cuando preguntabas por qué viajamos más a lugares relacionados con la muerte. Hoy con las fotos y tu texto no he podido reprimir las lágrimas. Gracias por difundir también estos lugares. Que no se pierdan, que los tengamos siempre presentes. A mí me impactó mucho la casa de Ana Frank. Saludos!

      1. ¡Hola Cristina! No sabes cuantísimo me alegra leer tu comentario, tenía muchas dudas sobre cómo afrontar este post porque no quería que fuera una guía al uso para visitar el campo, quería ir un poco más allá y leyéndote creo que lo he conseguido :) Muchas gracias por tu comentario, de verdad y un abrazo muy fuerte!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Me ayudas?
    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on pinterest
    Pinterest
    Share on linkedin
    LinkedIn
    DESTACADOS
    Podría interesarte