PARA ENTENDERNOS UN POCO MEJOR

Si te apetece ahondar un poco más sobre la personalidad de los asturianos (que sí, que ya sé que no todos somos iguales, ¡y menos mal!) te animo a leer el post Guía completa para aprender a mimetizarte con los asturianos, donde te cuento también alguna curiosidad nada seria (con muchos tópicos) sobre nosotros.

Volviendo al lío y a cuestiones culturales más formales como el idioma, has de saber que en Asturias el español comparte espacio, entre parte de la población, con el asturiano (o bable), una lengua bastante extendida en ciertas zonas que no goza del estatus de lengua cooficial pero cuyo uso está regulado por la Academia de la Llingua Asturiana.

Nunca habrá consenso total entre denominaciones, usos, estandarización, etc. De hecho, hay una fuerte división entre partidarios y no partidarios de la cooficialidad.

Sin embargo, oficialmente se divide entre: asturiano oriental (al este del río Sella), asturiano central (entre el Sella y el Nalón) y asturiano occidental (entre el Nalón y el Navia).

Obviamente, las localizaciones no son exactas y existen infinidad de variantes, como el denominado eonaviego, gallego-asturiano o “a fala”, que se habla entre los ríos Navia y Eo.

Algunas expresiones y palabras que solemos utilizar mucho en Asturias, además de “prestar/prestoso” que, si no sabes aún qué significa, en la página Sobre mí te lo cuento, son las siguientes:

¿¡Calla, ho!? = ¿Qué me estás contando? ¿Qué dices? (generalmente con sorpresa)

¡Meca! = ¡Hala!

Ye = Es (2ª persona del singular, del presente de indicativo, del verbo “ser”)

Orbayu = Llovizna

Repunante = Quejica

Fato = Tonto (aunque en muchas ocasiones se utiliza en tono cariñoso)

Chigre = Bar, taberna donde se vende y se bebe sidra

Folixa = Fiesta

Guaje = Niño/Chaval (muchas veces en tono despectivo)

Tar farto/fartucu = Estar lleno/harto (sea por comida o por cansancio de algo)